ROCKTURANDO

ROCKTURANDO

By: Koheleth

Los metaleros que hemos nacido nuevamente estamos continuamente caminando en el fuego de Dios, siendo probados cada segundo sin parar.


Las llamas abrazadoras de su Espíritu no causan daño a nuestro ser al contrario queman, incineran, retiran toda la escoria que se desprende dejando al final el hombre que fue desde el principio, conforme a la imagen de Dios.

Satanás se había encargado de derramar sobre nosotros volquetadas de odio, inseguridad, crueldad y rebeldía.

Es por eso que doquiera que andabamos había podredumbre sobre nosotros y sin darnos cuenta los demás se alejaban.


Esto era porque apestábamos a maldad, en otras palabras, éramos representantes de la esclavitud.

Es verdaderamente alucinante pensar que hemos cambiado para ser otros. Para recuperar nuestra identidad que se había perdido en el calabozo de nuestra vida.


Cuando fuimos atados y encarcelados por el pecado a una mente mediocre y un corazón rebelde, que se alejó de Dios.


Quien lo hubiera creído pero caimos en el abismo de la tentación.

Fuimos demasiado ingenuos al confiar en aquella serpiente antigua(satán). Que se encargó muy astutamente de introducir la muerte en nuestras vidas; una ves muertos en nuestro propio cuerpo, huimos y pusimos nuestra música (Rock & Metal) como un árbol que nos separase y escondiese de aquel que nos creó.

Hemos huido de su presencia toda nuestra vida. Ya sea por rebeldía, resentimiento ó temor; cualquiera que halla sido la causa, hemos corrido tanto que, a través de los años nos hemos cansado, flaqueado, envejecido (si no me crees mírate al espejo) y no hemos hallado descanso, ni se diga paz verdadera!!

Los demonios nos tenían sujetos con cadenas de culpabilidad y grilletes bien ajustados como el pecado a nuestro ser y aunque salíamos y caminábamos por la ciudad dormida, la prisión iba con nosotros y el tormento de la confusión de nuestra mente crecía tanto que a veces algunos de nosotros emprendíamos un “vuelo” tratando de llegar tan alto como se pudiese a fin de escapar a nuestra realidad.

Pero lo irónico es que el “combustible” se acababa y empezábamos a caer y caer en un abismo sin fondo. Una vida desgraciada. Una vida sin Dios. Un fuego que te destruye. Una carretera al infierno!!!

Es momento de renunciar a toda una vida de engaño. Entrégale a Jesús lo más preciado que posees, tú corazón!! Dáselo como un tributo de verdadera VALENTÍA.

Arrepentimiento genuino al ocaso de los días!!

Y ahora sí ponte botas nuevas y limpias y con la autoridad de Cristo,APLÁSTALE la cabeza a satán y su reino de mentiras!!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: