UN POLICIA ska

Una Policía Ska

¿Vieron que la Policía de Macri está lookeada con cuadritos blancos y negros? Cuadritos que a algunos harán evocar la bandera de las carreras, a otros a un tablero de ajedrez… A mí me hacen recordar al estilo que representa a mi género musical favorito: el ska.

Mientras llegaba a Retiro en el Mitre me preguntaba: ¿cómo sería una verdadera Policía Ska? En principio, me dije, distaría mucho de la del Pro por su ideología netamente antifascista. De todos modos, ¿sería tan descabellado?

Vayamos a las raíces del movimiento rude boy. En Inglaterra, un rude boy era aquel inmigrante jamaiquino fanático del ska y el rocksteady (variante más lenta del género) que usaba una vestimenta aparentemente elegante – tal vez imitando personajes de películas de gangsters estadounidenses – y pelo corto (copado, ¿qué cana usa pelo largo?). Estos muchachos eran de clase trabajadora y no tardaron en juntarse con británicos con los que compartían preferencias musicales e ideología. De aquí surgen, y tal vez nos vamos encaminando a la analogía con Macri, los famosos skinheads.

Las noticias que tenemos hoy en día de los cabeza rapada consisten en ataques brutales y pintadas neonazis. Sin embargo, (la comparación puede ser perniciosa pero Macri abrió su campaña de la mano con una nena de la villa) esta tribu urbana en sus comienzos votaba partidos de izquierda y escuchaba ska y ya reggae. ¿Cómo pudo un movimiento cercano a Marx que escuchaba música negra terminar más cerca de Hitler? Primeramente debemos decir que los skins sufren una fractura cuyas fracciones ideológicas aún persisten. ¿Pero quién fue la manzana que pudrió el canasto? Los skins continuaban escuchando ska pero dieron espacio al punk y en medio de esta incursión, su imagen fue manipulada por el Frente Nacional (partido ultraderechista) y en los medios de comunicación se propagó un nuevo rostro de este movimiento.

Como había dicho, los cabeza rapada se fraccionan: quedan por un lado los clásicos skins, otra división comunista, otra anarquista que haría surgir bandas como Ska-P, otra antiracista y apartidista llamada SHARP (Skin Heads Against Racial Prejudice, es decir, skins contra el prejuicio racial) y, la que nos interesa, el fruto del partido de ultraderecha. Me abstengo de comparar estas divisiones con la antinomia Federal-Metropolitana porque estos primeros no son ningunos izquierdistas ni antiracistas.

Ah, un dato no menor, además entre las filas skins nació una vertiente que se caracterizó por hacer estragos en los estadios de fútbol: los hooligans.

Tal vez esos cuadritos blancos y negros son un intrincado mensaje subliminal. A simple vista los confundí con la música alegre y antifascista del ska, pero si indagás bien podés encontrar ideología derechista, racismo, vía libre para los barrabravas… en fin, policía.

Más sobre los skinheads:
http://punksunidos.com.ar/punk/skins/; http://es.wikipedia.org/wiki/Skinhead

TOMADO DE:
http://escaerbajo.blogspot.com/2010/03/una-policia-ska.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: