Archive for the dolor Category

Bajo la Herradura de Rocinante I

Posted in angustia humana, dolor, libertad, poesía libre, sabiduria popular, sanidad emocional on 17 octubre 2009 by naturalezaunderground

 Bajo la Herradura de Rocinante. 
Parte 1
(Experiencias vividas)
Por: Freddie “Kohelet” Pereira L. 

Parece que lo que somos muda hacia otra
apariencia.
Alabado sea Dios por su gran amor que
me ha dado.
Mi ser se siente gratificado y empieza a
desterrar  los ídolos escondidos en
mi corazón.
Tan solo basta un momento dentro de su
sauna restaurador.
Veo que he sido creado para avanzar
y no quiero resistirme a este su plan.
Xto serás bienvenido a mi mundo,
pues yo visito el tuyo cuando me place.
La tecnicidad del sistema que gobierna
no me hará abortar el deseo
de vivir pensándote.
Al cobijarme con tu sombra, hay profunda
convicción de tu persona.
Entonces las tormentas constantes de
la vida no me pueden destruir.
Terminan haciéndome más fuerte.
Soy levantado tal como Lázaro,
del reino de los muertos,
muerto en el dominio de una mente encallecida,
ente sin gracia ni compasión
ejemplo vivo de un ávido devorador.
No puedo refugiarme en otro sino
solo en ti, y rodearme
de tus canciones de libertad.
Escribir lo que siento adentro
en la viva experiencia de amarte.
Entro al sauna de la oración,
y ahí,
solo es cuestión de tiempo
y empezará a suceder.
Ojos cerrados, calor y sudor.
Es como si tu dedo de fuego
escribiera en mi corazón
la palabra que no muere
palabra superior a la razón.
Vida que entorpece a esos sabios.
¡Dios viviente en acción!
No me resisto más, ya no puedo más
me dejo amar.
Tu cariño me trae convicción
y es la fuerza de tú amor
la que me prepara a luchar.
¡Alabado sea mi amo, el único Señor todosuficiente!

 

Ella está en el RELAX DE LA ETERNIDAD…

Posted in dolor, funeral, muerte, tristeza on 17 junio 2009 by naturalezaunderground

Apenas si la conocí en la reunión del sábado en la tarde, por eso me sorprendió que hubiera partido junto al Señor tan solo este Lunes. Fuimos a ofrecer nuestras condolencias a la familia y a ofrecer el servicio fúnebre. Génesis era una hermosa bebé, una nena llena de vida, de alegría, era como un rayito de luz. Tenga el Eterno la dicha de disfrutar su presencia como nosotros anhelamos estar pronto en los brazos de nuestro Padre, para juntos adorarlo por la eternidad!